22 de octubre de 2007

El tráfico


Teoría de sifones: quinto postulado

Tampoco nadie se dio cuenta de que la antigua señal de Stop fue sustituida por el octógono rojo actual. Éste no ha sido el único cambio producido en el tráfico en los últimos veinticinco años, antes los coches eran más pequeños, de más colores, con carrocerías que parecían más endebles, la gasolina que usaban tenía plomo, el aire acondicionado, la radio o la música eran privilegios de muy pocos.

Sin embargo, hay algo que no cambia y que nunca cambiará: los conductores. Conducción temeraria, consumo de alcohol, uso indiscriminado del claxon, piques en los semáforos... y todo un mito: por muy europea que sea la nueva señal de stop, seguirá siempre siendo interpretada por ellos como un Ceda el paso.

6 firmas. Añade tú la tuya:

Giz dijo...

No tengo ni idea de trafico, la verdad sea dicha... mi unico medio de transporte son mi pies, y como mucho el bus (y no lo conduzco yo (por suerte para los que ven dentro XD))... esa señal es un "stop" "stop"??. O es una especie de "sshhh...hazuncedaelpasoperohazelfavordepararte".
Ains.. que inculto que soy, la verdad.

Por cierto, hoy ya estoy bien (recordar que es lunes y que no tengo que trabajar por la mañana es medicina santa XD). Y como no tengo fiebre, pues solo me preocupare por el dolor de todo el cuerpo. Y deja eso de las inspecciones que me recuerda a hacienda.. puff...

Gracias por el diagnostico ;)
Besillos!!

Carmen dijo...

Yo espero ser prudente cuando me saque el carnet.

Yo recuerdo que cuando era un poco más chica álgunos coches tenían un color casi fosforito, jajajja. De hecho el mío tenía un verde imposible de no distinguir en la oscuridad...

Besos

MCarmen

poolboy dijo...

Yo no conduzco, como sabes y como a veces has sufrido.

¿Qué tal un pajarito hoy? Eso sí, sería a partir de las 9, cuando salga de la piscina.

(y me cuentas de dónde has sacado esa señal)

Anónimo dijo...

Cuando por fin consiga sacarme el carné tendré muy en cuenta tu actualización de hoy.
Y sí, mi madre se lo imagina mucho peor, pero por mucho que yo le cuente no consigo hacer que cambie de ideas. Me la llevaré un día por el ambiente.
Sigo echando de menos ver aparecer una foto tuya a la derecha de la pantalla.
:***

Anónimo dijo...

A mí hay una cosa que me llama la atención desde pequeña: esa ficticia división entre conductores y peatones, y su inmediata asociación con maldad y bondad, respectivamente. Puedes ser el más respetado peatón hasta que te montas en el coche, momento en que pasas automáticamente al bando de los malos. Y viceversa.
Es curioso. Muchas buenas personas se saltan los STOP...

EMilio, que fríiiiiio tengoo, por Dios. ¿Qué será de mí en Enero?

Besos*

Cherry dijo...

No se que comentar a tu post de hoy...


:s