31 de diciembre de 2010

Las ventajas de compartir


Esta mañana me he levantado y, en la propia cama, con un par de golpes de dedo, me he enterado de que Manyez se ha comprado un iPad, de que la gestación gemelar de Gerineldo va bien y de que Vientoblanko ha publicado el vídeo del año.

Quizás estas noticias puedan sonar superficiales, pero lo cierto es que están ahí, a pocos clics de distancia de cualquier habitante del mundo. Si bien el hecho de que yo las consulte sólo tiene el objetivo de satisfacer mi sana curiosidad, la sóla existencia de esta información puede despertar intenciones más oscuras: por ejemplo, si mi presencia en redes sociales respodiera exclusivamente a la intencion de vender carcasas protectoras de iPad, pañales o trípodes podría enfocar mi campaña sobre clientes potenciales como Manyez, Gerineldo o Vientoblanko respectivamente.

Motivos como éste son los que hacen que muchas personas se muestren aún recelosas respecto a las redes sociales. Ellos no saben que el hecho de compartir información que normalmente clasificamos como privada tiene muchas más ventajas que inconvenientes; al menos, hoy en día.

Muchas personas, tras leer este blog, me preguntan si no creo que comparto demasiada información personal a través de él, perdiendo toda mi intimidad. Mismamente, hace un par de semanas, un cirujano maxilofacial me preguntó si conocía a ese aficionado a los Pokémon que había en mi servicio.

-Creo que soy yo -le respondí.

Por supuesto que no comparto toda mi intimidad, tan sólo una mínima parte, precisamente la que a mí me interesa compartir. Quien no comparte no sabe lo enriquecedor que puede llegar a ser ver comentados tus pensamientos, tus sentimientos, tus vivencias, tus opiniones. Y lo increíble que es despertarse un 31 de diciembre y poder leer, con otro par de golpes de dedo, lo que has vertido en internet durante todo el año 2010 y las reacciones que ha generado. Ver que no ha sido un año muerto.

1. Ver que uno ha evolucionado en el trabajo y ya no es el que quita amígdalas con dificultad, sino que opera tabiques nasales, ha comenzado a fresar oídos y coser cuellos y que hay ahí otros otorrinos para ayudarlo.

2. Ver que, de un día para otro, uno se independiza del hogar y tiene que aprender a cocinar, lavar y planchar y que recibe decenas de consejos.

3. Ver que, un conocido joven se muere y que uno tiene que aprender a superar el miedo a la muerte de otra manera cuando casi diariamente se enfrenta a ella gracias a muchas palmadas en la espalda.

4. Ver que, de repente, ese artículo que llevaba años dando vueltas coge forma, se envía, se acepta y aparece indexado en PubMed.

5. Ver cómo a principios de año la Blogosfera Sanitaria apenas tenía conciencia de sí misma y en doce meses ha realizado su primer congreso, luchado por un Manifiesto, opinado sobre la nueva Ministra, y cómo su camino comienza a ser cuestionado.

6. Ver todas las críticas que he escrito respecto a diferentes aspectos del Sistema Sanitario público y que en ningún momento han sido publicadas como destructivas, sino con el objetivo de señalar las áreas suceptibles de mejoras en las que quiero tomar parte activa. Y cómo dichas críticas han sido asimiladas como constructivas por las personas responsables de su modificación: periodistas, farmacéuticos, asociaciones de pacientes, profesores, companías farmacéuticas, gestores, directores médicos, tutores MIR,...

7. Ver cómo, después de tantos años, esos entrenadores Pokémon seguimos ahí e incluso cómo otros nuevos se nos suman a nuestro camino en esta extraña pelea de gallos estratégica que son los combates.

8. Ver cómo todavía merece la pena enamorarse aunque las cosas no prosperen.

9. Ver cómo gracias a Twitter puede aparecer el documento clave que te permite poner el punto y final a tu tesina y, como gracias a Twitter también, puede nacer la idea para una tesis doctoral.

10. Ver el final de Perdidos y sentirse un tonto al darse cuenta de que, como en cualquier otro aspecto de la vida, lo importante no era el final, sino el durante.

11. Ver cómo se han doblado las visitas a este blog, con la responsabilidad que eso conlleva y el vértigo que da.

12. Ver cómo, inevitablemente, será necesario continuar este experimento un año más.

Un abrazo a todos. Espero que el 2010 haya sido tan intenso para vosotros como para mí.

20 firmas. Añade tú la tuya:

@anler7 dijo...

...Darse cuenta de que, como en cualquier otro aspecto de la vida, lo importante no era el final, sino el durante.

Maite dijo...

Feliz 2011!

Carolina dijo...

feliz año, emi!!! nunca te lo he dicho porque no suelo comentar blogs, pero el tuyo me encanta.

Eva dijo...

Felicidades Emilio.

Menelwen dijo...

Y verte a ti, que siempre es un placer ^^.
Me ha gustado mucho el punto 10. Espero que el 2011 te traiga muchas satisfacciones más.

Lucia dijo...

¡Feliz 2011!, que esa noche te la pases a gusto roncando que yo me la pasare "soplando". Besos.

Javier dijo...

Feliz 2011 compañero! Espero seguir disfrutando de tus entradas y tus comentarios en twitter. Un abrazo

Francisco dijo...

Interesante entrada :)

Feliz 2011, espero que te vaya tan bien como el 2010 :D

Carlos dijo...

Hay tantos datos tuyos así de repente que un "enhorabuena" a la clásica usanza queda paupérrimo: triste de morir. En estos momentos a uno le tienen que sonreir y dar un abrazo... digo yo. De cualquier forma, yo sólo puedo enviarte ese tristísimo "enhorabuena", dejando eso sí constancia de lo frustrante que me parece.

Bellatrix de guardia dijo...

Feliz 2011 desde la guardia!!

Marisa dijo...

Me ha encantado la entrada, Emilio. Como siempre, genial. Feliz 2011 amigo. Un abrazo!!!

enfermero9 dijo...

Encantado de compartirte y que sea por mucho tiempo. Te entiendo perfectamente:
http://enfermero9.blogspot.com/2010/12/son-mis-amigos.html#comments

Ter0n dijo...

Veremos cómo sale el siguiente. Feliz año 2011 :D

Fer dijo...

Amén, Emilio. Y enhorabuena: todos los que te leemos siempre aprendemos algo nuevo gracias a ti.
Has sido, eres, y seguirás siendo un crá. Me alegro de contarte entre mis amigos : )

Un abrazo enorme.

dra jomeini dijo...

Como siempre, genial. Feliz 2011, excelentísimo entrenador pokémon.

Juana dijo...

La Vida que sigue su marcha .... a mi esto del 2.0 me gusta mucho, por todas esas razones que dices y muchas más .... me gusta compartir, me gusta debatir, me gusta comprender, me gusta la Vida ....
¡Feliz 2011!
Y está ¡guapiiiiiisimo! en esa foto que has puesto.

Dawelian dijo...

Gracias por regalarnos todos esos instantes y pensamientos de todo un año que pocos saben expresar de forma tan simpática y sincera como tú. Sigue con tu blog y Feliz 2011!!!

Gonzarte dijo...

Feliz 2011 y a seguir con el blog ;)

rocioalma dijo...

Te quiero!!

La entrada es estupenda, pero quiero comentar la foto: es aún mejor que la el fundador de wikipedia (con la ventaja de que tú no te has gastado un dineral en publicidad).

Guapo!!

B. dijo...

Un blog es una mezcla de sentimientos y vivencias, de lo que somos, de lo que nos gustaría ser, del día a día que refleja nuestra evolución en todos los aspectos. Me ha encantado la entrada! Mis mejores mejores deseos para el 2011, Bs!