4 de enero de 2011

Sandwiches de jamón y queso en el portal de Belén


Eran dos matrimonios a los que se les veía charlar quietamente a través del escaparate de una de las mejores pastelerías de la ciudad, mientras merendaban cafés y sandwiches de jamón y queso durante una tarde de Navidad.

El mendigo se cobijó del frío y de la lluvia de aquella noche bajo el pórtico del escaparate, quizás no tuviera otro sitio mejor donde refugiarse, como les ocurrió a los inquilinos del portal del Belén.

Una de las mujeres se levantó indignada al ver cómo alguien desde la calle intentaba hacerle una foto. El indiscreto observador, que tuvo que salir corriendo, sólo intentaba captar como unos cuantos ladrillos podían separar dos universos diferentes, haciéndolos recíprocamente invisibles.

9 firmas. Añade tú la tuya:

@fransanlag dijo...

En serio tuviste que correr? Ya les vale... Excelente foto y mejor reflexión.

Ter0n dijo...

La gente...

Feliz año 2011.

Jorge Fdez. dijo...

El contraste es brutal. Muy buena la foto.

Rocío dijo...

Y tuviste que huir como un paparazzi cualquiera...

@clarabenedicto dijo...

Es que ser voyeur está mal reconocido...

@monicamoro dijo...

Humanidad 2.0 de la buena :)

academico dijo...

jajaja tuviste que salir corriendo??? jajaja

Qué fuerte!!! jajaja

Semiotica dijo...

Brutal, Emilio. Increíble concepto e imagen. Feliz año nuevo.

Gonzarte dijo...

Muy bueno. Además, hay una especie de homenaje a Hopper en la foto que me encanta.

Saludos!