12 de octubre de 2010

Satisfaciendo proposiciones con preposiciones


A Montse, que es periodista, le preocupa que altere su trabajo la información que publicamos los blogueros.

Ante la realidad actual, donde muchos blogueros escribimos diariamente textos aportando experiencia bajo nuestra propia y cercana visión, parece que el trabajo con el que los periodistas llevan años luchando contra la oscuridad y la ignorancia ha quedado menospreciado.

Diariamente, la blogosfera publica mucha información de calidad. Pero, desde luego, no hace falta ser un lince si uno quiere descubrir que, durante todo este periodo en el que los blogueros llevamos escribiendo lo que más nos apetece, sólo aportamos nuestras opiniones y diferentes referencias.

Existe una diferencia entre dar opiniones personales y analizar la realidad objetivamente. Quizás hacia el año 2000 no supiéramos cuál era esa diferencia, pero, creo que es un hecho que, hasta la fecha, la blogosfera aún no haya podido organizar suficientemente bien su información discriminando actualizaciones usando su calidad.

Mediante un improvisado símil escrito para Montse, comparé los artículos blogosféricos y los supermercados Lidl. Por supuesto, cualquier comprador sabe que es difícil planificar una dieta mediterránea y equilibrada llenando exclusivamente allí sus despensas.

Según mi comparación y sin querer hacer ningún daño, los yogures, quesos y chocolates que vende Lidl son como los blogs: más originales, más variados y más divertidos respectivamente que las noticias periodísticas. Pero la necesidad y oferta informativa no pueden ser sólo yogures, quesos y chocolates.

Ordené mis ideas sobre blogueros y periodistas y, tras haberlo hecho, ideé un juego. Quería ilustrar otra diferencia. Decidí escribir esta actualización utilizando todas las preposiciones castellanas alfabéticamente y una sola vez cada una; privilegio que difícilmente un artículo periodístico podría permitirse.

Monste, actualizaciones blogueriles versus noticias periodísticas jamás serán la misma cosa.

Vía @monstecarrasco.

Foto: Mi barrio: graffiti típico realizado usando plantillas.

17 firmas. Añade tú la tuya:

miguel dijo...

Guau... El problema es que el periodista sigue buscando su sitio y muchos no saben que rumbo tomar (Y no hablo de Montse). La diferencia: ellos viven de escribir, el bloguero generalmente no.

Ter0n dijo...

Muy divertida la entrada, sí señor :)

academico dijo...

Yo el problema que veo al periodismo vs blogs, es la manipulación de los primeros.

Un bloguero te cuenta las cosas como las ve, o como las cree.

Un periodista ve una cosa y te la cuenta de forma que cree en tí una opinión, depende de cual sea su línea editorial.

Así cuando un periódico de izquierdas te dice que ZP ha aumentado en 232 el número de policías, otro de derechas con lo mismo te dice que lo ha reducido en un 87%.

Personalmente, me fío más de un bloguero.

Por otro lado, lo malo que le veo al periodismo es que hay mucho periodista que habla sin saber en tertulias tanto de televisión como de radio; y en eso los blogs suelen "ganar", pues los autores suelen centrarse en temas de su campo, que dominan y que practican todos los días.

Cherry dijo...

jaja, qué publicación más original! desde luego, ha sido como ir al Lidl xD

Montse Carrasco dijo...

Debería haber grabado la cara que se me ha quedado cuando he terminado de leer tu post: ha sido una fantástica y estupenda sorpresa descubrir este juego. ¡Genial!

Es cierto, la libertad del bloguero es su característica más preciada y una parte del valor que puede aportar el periodista es precisamente lo que apuntas, realizar una selección de los posts más interesantes y de más calidad y ordenar y jerarquizar toda la información disponible.

La objetividad es una mentira que se inventaron los empresarios periodistas para colar como mandamientos todas las informaciones que emitían los medios de comunicación de masas. Nada es objetivo si está hecho por una persona. Por eso, creo que el valor de los periodistas reside en ser capaces de procesar y jerarquizar ingentes cantidades de información y realizar periodismo de fuentes y de investigación. En cierta manera nuestra profesión vuelve a los inicios, parecido a la profesión de médico, que ahora mira atrás para recuperar el humanismo perdido. De echo, esta tendencia se da en muchísimos ámbitos.

Has activado mis neuronas y... no prometo nada pero quizá haya respuesta :-))

@clarabenedicto dijo...

Muy bueno lo de Lidl!! Y las 5 pz de fruta & verdura serán equiparables a no informarse en un sólo medio? ;)

Eva V dijo...

Lo de la libertad del bloguero debería entrecomillarse, aunque el bloguero no vive de escribir, lo que escribe si es escrutinizado por empleadores o clientes, que condicionan lo que uno escribe, o sino que se lo digan a El Maño..!

Anónimo dijo...

Aspiro a ser de los que pagan el precio por decir lo que piensan.

(Para eslóganes estoy... Muy bueno*)

Emilienko dijo...

Eva,

lo de El Maño ha sido algo muy duro, quizás el golpe más amargo dado a la Blogosfera Sanitaria durante su breve existencia.

Podría darte una opinión cruda acerca de todo este tema, pero, por los motivos que ya conoces y por petición del propio interesado, prefiero callármela.

Sí decirte que estoy en contra de toda anulación de la libertad de expresión, siempre que la información sea fideligna.

Un abrazo.

Jokin dijo...

Lo de El Maño no nos ha gustado a nadie, pero no es la primera vez que ocurre. Al Doctor Diabetis (bilbaíno médico de familia) le "invitaron" a dejar de escribir cuando aprobó el concurso-oposición y se incorporó a su nuevo centro de salud… :·/
(http://doctordiabetis.blogspot.com/ sigue ahí, pero sólo acepta lectores por invitación)

Viene a confirmar lo que hablabas con Vicente Baos en el 1CBS: es más fácil escribir sin medir las palabras cuanto menos te puedan "quitar"…

Iñaki dijo...

Los blogs no dejan de reflejar, al menos en mi caso, las diarreas mentales que me provoca una lectura determinada. Quizás el periodista no puede permitirse eso, y debe filtrar lo que piensa, ya que muchas veces, puede ir en contra de la línea editorial del medio en que trabaja.

Lo del maño no tiene nombre... debemos seguir escribiendo con libertad, es el mejor homenaje que podemos hacerle en nuestro día a dia.

Ah, el juego de las preposiciones, sencillamente genial!

Andoni C. dijo...

Emilio, fantastico el post de hoy. Magnifico lo de las preposiciones!!
Como ya te dije, es también muy interesante hablar de otra cosa que no sea la medicina o la salud.
Enhorabuena!!!
Nos vemos en Abla!!

Dra. Cole dijo...

Me ha encantado el post! lo de las preposiciones es genial, muy cretivo y original!
De lo demás, sobran las palabras...

Un saludo

Juana dijo...

Los blogueros escriben lo que quieren y no se les pide objetividad, a los periodistas se les pide objetividad, saber priorizar, información veraz, profesionalidad .... porque yo me dedique a hacer bricolaje, no soy ebanista ....
Por otro lado, hacer callar a alguien es fácil, con amenazar a tu familia, tu trabajo, tu prestigio .... facilísimo. La envidia, los celos, el rencor ....

Hay un refrán que me gusta especialmente: "si quieres conocer a fulanito, dale un carguito" sea este el carguito que sea .... hay gente que en cuanto tiene el más mínimo "poder", abusa.

Juana dijo...

Alain Ochoa tiene hoy una estupendísima entrada en su blog hablando del periodismo y sus problemas.

http://medicablogs.diariomedico.com/plaga/2010/10/13/por-que-se-hunde-el-periodismo/

Cherry dijo...

Emilienko, esto no tiene nada que ver con tu post, pero ¿cómo haces para alquilar tus habitaciones a extranjeros?

Cherry dijo...

Te he mandado mi correo en un privado de tuenti ;)