28 de junio de 2010

Web 2.0 y educación abierta en la Facultad de Medicina de Sevilla


La Medicina tiene tres patas. La primera pata, es en la que pensamos todos al hablar de Medicina: la pata de la asistencia a los ciudadanos, con sus tres grandes ramas: la prevención de la enfermedad, su diagnóstico y tratamiento y la rehabilitación de las secuelas. Sencillo, ¿no? Vale, pero aún quedan otras dos patas.

La segunda pata es la investigación. La investigación ha permitido muchas cosas. Por ejemplo, es la responsable de que hoy en día la tuberculosis se trate con modernos fármacos y no cortando trozos de pulmón. Sí, nadie duda de la importancia la investigación. Sin embargo, la tercera y última pata no ha corrido la misma suerte. Esa pata es la formación: enseñar a los estudiantes lo que uno sabe para aumentar la efectividad del aprendizaje.

Mentes pensantes de todo el país llevan años dándole vueltas a sus cabezas para mejorar la formación. Una tarde de abril de 2010, a Juan Ramón se le ocurrió una idea: ¿y si lleváramos las nuevas tecnologías y la web 2.0 al terreno de la docencia? Acto seguido, se puso a trabajar en el tema y decidió convocar en una reunión informal a los interesados en el tema (es decir, a los mismos cuatro frikies de siempre que nos creemos que pintamos algo en esto de la salud 2.0 en Andalucía Occidental).

Y estuvimos hablando y hablando. También tomamos café y dulces, pero no quedaría bonito decir que las primeras ideas sobre docencia médica 2.0 se expusieron con la boca llena de mazapán. Y cada uno sacó sus propias conclusiones y, como yo estuve allí, también me llevé la mía. A saber:

La aplicación de nuevas tecnologías en la docencia de la Medicina seguramente tenga grandes ventajas docentes pero... ...pero un estudiante de Medicina es tradicionalmente un tipo con poco tiempo. Si tiene que estudiarse una asignatura y después tener que dedicar un tiempo extra al aprendizaje 2.0 de dicha asignatura, le estamos haciendo un flaco favor. Por lo tanto, el uso de wikis, blogs, microblogs, foros, redes sociales y todo ese tipo de páginas debería enfocarse para facilitar la vida del alumno y permitirle aprender más, dedicando menos tiempo. Y yo creo que eso es posible hacerlo de dos maneras:

1. Seminarios a principio de curso sobre todo esto. Algo así como: "Chicos, esto es Twitter; así se abre uno un blog; fijaos en las ventajas de un documento compartido de Google Docs; pensad en las posibilidades de una wiki". Y una vez que los alumnos tuvieran los conocimientos, dejar que los usaran libremente (si creen que los pueden necesitar), como ellos consideraran más oportuno. Ésta es la opción más segura.

2. Seleccionar una asignatura y convertirla al dospuntocerismo. Estimular al alumnado a la opinión y a la reflexión crítica de sus contenidos de forma pública. Evaluar la creación de contenidos del grupo y abandonar el sistema tradicional sustituyéndolo por una especie de "CiberBolonialismo".

En fin, esa conclusión llegué. Bueno, en realidad pensé en algo más: pensé en difundir esta idea por mi blog. Sé que hay estudiantes que de vez en cuando se pasan por aquí. Precisamente hoy me interesa vuestra opinión. Contadme qué os parece todo esto, si sería útil o toda una chorrada, porque vosotros sois los más interesados.

Foto: Mis libros de aquella época.

12 firmas. Añade tú la tuya:

Elessar dijo...

¡Realmente espléndido!

Estoy absolutamente a favor de estas propuestas. Creación de wikis, un blog (como el que tenemos en clase para dar difusión a las noticias de clase [SPAM: http://medisevilla3a.blogspot.com/], grupos de trabajo de Google (como los de Delegación y Cultura) y demás ofertas que la red nos ofrece son un incentivo que apasiona a unos y desgraciadamente deja indiferente a muchos... hace falta una gran estimulación para que estas tecnologías salgan adelante con un alumnado a veces tan inerte... pero qué se le va a hacer.

¡Un gran paso! ¡Hurra por JRLR!

BlackZack dijo...

La idea, bajo mi punto de vista, es fantástica en la teoría; pero en la práctica (y lo sé por un par de profesores que he tenido, en Bioquímica y en Epidemiología) hay que atender muchísimo a una palabra que tú has usado: estimular.

Como bien has dicho, el estudiante de medicina es una persona con poco tiempo; se le exige una cantidad enorme de esfuerzo en un espacio de tiempo muy limitado. Para que se anime a entrar a un proyecto como este de la docencia 2.0; tiene que tener incentivos. Tiene que expresarse la importancia que tendría esa asignatura convertida al dospuntocerismo (y es que tiende a verse como una chorrada; "porque si se puede hacer por internet...") y mostrarse de una manera tan tremendamente atractiva que una enorme cantidad de estudiantes escépticos (créeme, los hay a patadas) se vean atraídos a, al menos, probar. Y ahí vendría una parte muy importante, valorar la opinión de los que lo prueben, dejar que sean ellos quienes realmente construyan el aspecto y la dinámica, dándole los diseñadores sólo el esqueleto que ellos se encargarían de "decorar".

@Travecula dijo...

¿Tú lo ves implantable? Yo soy escéptica, la verdad

Emilienko dijo...

@trabecula No tengo la más remota idea de si es implantable. Pero si no lo probamos, nunca lo sabremos, ¿no crees?

Anna dijo...

Buff, de las entradas más interesantes que he visto últimamente... a ver si estoy a la altura.

Como bien dices, los estudiantes de Medicina (y los médicos también), no tenemos precisamente mucho tiempo libre; es más, ni siquiera tenemos casi tiempo a estudiar como deberíamos. Pero somos muchos los que en estos años, sin un sistema implantado, hemos creado nuestros blogs, leído muchos otros, participado en wikis y foros de debate... el interés está ahí. Por lo tanto, parece lógico que si se fomenta un poco, es posible éste cambio.

Ahora bien, si se "impusiera" a modo de asignatura o complemento, no sé hasta qué punto sería útil, porque lo que debería ser una herramienta de aprendizaje se convertiría en una descarga de responsabilidades. En mi Universidad (y me consta que tambíén en otras) hay desde hace años una página personal con acceso al "campus virtual" de las diferentes asignaturas: recuerdo cuando entré en 1º y nos enseñaban los foros para plantear nuestras dudas, accesos directos a bibliografía, etc... La verdad es que los profesores nunca han respondido ninguna duda en estos años, pocos contestan sus correos, y se limitan a colgar presentaciones y documentos de sus clases, que luego sólo leer de forma presencial.

Vamos, que o la cosa cambia dentro del sistema, en el profesorado, o lo veo muuuuy difícil.

Besos!!

Anna dijo...

PD. Se me olvidó decir que, como BlackZack, creo que en nuestra carrera priman los reacios... por desgracia.

@jabarrera dijo...

los estudiantes opinan sobre la educación 2.0 en la Facultad de Medicina de Sevilla http://bit.ly/dpKojx vía @Emilienko

Elena Martín dijo...

yo hace tiempo que uso wikis locales en mi portatil para los apuntes :)

sinceramente Emilio, dudo que en la US sean capaces de implantar correcta y limpiamente el 2.0. y si no, mira el portal de enseñanza virtual...

akitala dijo...

Yo sí creo que sería útil pero, ¿cómo cambiar la forma de impartir clase de unos profesores que llevan haciendo lo mismo toda la vida? Probablemente, las nuevas generaciones de docentes sí que lo hagan, pero cambiar algo tan arraigado, lo veo difícil.
Un saludo!

Cherry dijo...

Internet debería ser una herramienta más de la enseñanza.
De hecho, creo que en las asignaturas en las que me han exigido un cierto cibertrabajo ha sido en las que más he aprendido. Supongo que de las opciones que planteas no hay ninguna más adecuada en general, sino que dependerá de la asignatura, que o sólo necesitarán material complementario para ayudar al alumno (op.1) o ayudarán más si exigen trabajo por parte de éste(op.2).

Creo que estais haciendo algo grande con la cibermedicina :p

Mar dijo...

mmm... creo que todo dependerá mucho del alumno en cuestión, claro

porque a mí estas cosas me encantan :) pero no todo el mundo es igual

pero por eso mismo el primer punto me parece genial ^^ exponerlo de una manera entretenida, ofrecerles algunas páginas, blogs o cosas interesantes, y que vayan pillando la dinámica, puede llegar a ser bastante enriquecedor

y otra opción, dentro de eso, sería hacer "casos clínicos" mediante foro, por ejemplo, a resolver en un tiempo determinado, luego el profesor que de la solución ^^ pero da mucho pie a entretenerse pensando y divertirse un poco

besitos!

JC, ese griki de la US dijo...

Ya lo he dicho en Twitter y me repito, me interesa mucho este enfoque. Y no sólo eso sino que me parece ultra-implantable.
Motivar al alumnado es mucho más fácil de lo que parece, ocurre casi automáticamente en ciertas ocasiones.
Por lo demás, el enfoque retro (pero retro) que cobraría el volver, aunque cibernéticamente, al sistema lectio-disputatio es magníficamente alentador.

Paracelso estaría de acuerdo.
(Y no, no me siento orgulloso de soltar carrilladas)