12 de enero de 2008

Nomenclatura


Para determinadas cosas soy un poco torpe; todavía no me he conseguido enterar exactamente de la diferencia entre pactar con el terrorismo, dialogar con el terrorismo y negociar con el terrorismo.

Por un lado están los que hace tiempo pactaron y que ahora no son partidarios ni del diálogo ni de la negociación; por el otro lado, los que dudaban de la conveniencia de pactar, niegan haber negociado y no tenemos muy claro si han llegado a dialogar. Qué lío.

De cara a las próximas elecciones generales, todo esto me parece una tontería y una puerilidad. Creo que es absurdo y nada eficaz decidir de antemano para los próximos cuatro años cuál será la política antiterrorista más adecuada.

Sin embargo, gobierne el partido que gobierne, estoy seguro de que su intención será acabar con el terrorismo. Para hacerlo, debería optar por la decisión más oportuna en función de las circustancias del momento: si tiene que pactar, que pacte; si tiene que negociar, que negocie; si tiene que dialogar, que dialogue.

Y que se deje este juego de palabras y reproches que al único sitio al que conduce es al de continuar por el camino de la violencia.

7 firmas. Añade tú la tuya:

Antonio David dijo...

La única condición que yo pondría, y con esto estoy a favor de 'hacer ago con esta gente', es precisamete el tema de las armas. Dos no pueden hablar si uno no quiere, o está en actitud agresiva. Así pues, en el momento en que se de la situación idónea y el Congreso lo autorice se podrá hablar, el problema: ¿de qué hablamos?. Si somos bien intencionados, lo que queremos es que ETA deje de existir, pero hablando con ella no creo que se consiga, habrá que ofrecerle algo, y no sé muy bien qué se le puede ofrecer.
Es un tema commplejo, ellos solo quieren una cosa, y nosotros solo queremos una cosa. Ellos solo quieren la independencia y nosotros solo queremos que dejen de existir.

ahí quedó.

un beso, ¿cómo llevas tus estudios?

Teron dijo...

Lo del vocabulario de los políticos sucede desde los tiempos de Atenas. Por eso desprecio a ese colectivo.

Muchos políticos son abogados, por eso tienen conocimientos sobre nomenclatura legislativa que ni tú ni yo averiguaremos nunca ;-)

PD: Joer, sólo te queda una semana. Y a mi un año y una semana XDDD

rocioalma dijo...

Mi padre dice que hay dos tipos de políticos: los que mandan y los que quieren mandar.
Si para unas elecciones de mierda de delegado de alumnos la técnica es hundir al adversario haciendo creer a los votantes que todo lo que se hace es luchar por sus intereses, qué no se hará por el gobierno de un país.
La política antiterrorista, el sistema educativo, el hecho de que un grupo de personas sean considerados familia o no, no deberían ser decisiones tomadas por interinos, sino por expertos. Cada vez lo pienso más. No es productivo que oscilen tanto. Igual que cada vez pienso más que el común de los ciudadanos no está preparado para decidir cómo podría acabarse con el terrorismo, porque nos falta demasiada información. Y formación y experiencia. Sin embargo, en función de cómo nos lo venden, ponemos o quitamos a un partido del mandato. Será justo, será democrático, será que no esto dispuesta a renunciar a ello, pero no es productivo.

Por otro lado, te comento que las batallas etimológicas me dan muchísima rabia. Matrimonio vs. pareja, ellos vs. ellos y ellas, dialogar vs. negociar. Hace que me subleve porque el objetivo final no es llevar a un entendimiento, sino a una mayor confusión.

En fin. Es obvio que, sacando a relucir este tema, tenías ganas de leer hoy...

Besos*

pseudo zapatero dijo...

Me encantó su editorial de hoy.

La pena es que la lean el pseudo rajoy y el pseudo zapatero ¿se acuerda? pero no los de verdad

(aunque no siempre las palabras tienen tan poca importancia)

Anónimo dijo...

Gracias a dios, existen las hemerotecas y los archivos de video... que eso de "Donde dije digo... donde diego dijo... mira, no se que dijo diego, pero creo que ya me entiendes, jajajajaja

(ayudaa!!! XD)

Giz dijo...

cachis, se me fue el dedo (soy el de arriba)

Salva dijo...

Dijo Rocioalma...

"Por otro lado, te comento que las batallas etimológicas me dan muchísima rabia. Matrimonio vs. pareja, ellos vs. ellos y ellas, dialogar vs. negociar. Hace que me subleve porque el objetivo final no es llevar a un entendimiento, sino a una mayor confusión."

Totalmente de acuerdo. A veces centrar el debate en cuestiones etimológicas es una gran pérdida de tiempo, y un gran rodeo para evitar adentrarse en lo fundamental de los problemas. Como dice Rocioalma, cuando algunos explicaban que el matrimonio, por "definición", es la suma sagrada de un hombre y una mujer, no era más que para evitar tener que decir que no a la equiparación de derechos de los homosexuales, por ejemplo (rechazo que no se sostiene por otro tipo de argumentos menos abstractos y más racionales).

Lo del fin de ETA lo veo lejos, como seguro tú veías lejos el final de la carrera cuando empezaste. Pero al final todo acaba llegando... Espero que vayan muy bien estos últimos días de estudio. Saludos.