16 de diciembre de 2007

Emociones fuertes


Salir de noche cerrada de clase un sábado y encontrarse con que un chorizo te ha reventado la ventanilla del conductor para intentar llevarse la radio, es una emoción liviana comparada con la de conducir un coche al que le falta la ventanilla en pleno invierno y tener que detenerse para atender un accidente de moto.

Darse cuenta de que se está de más en ese mismo accidente siendo un médico recién salido del horno y dilucidar que lo más útil que se puede hacer en ese momento es apartar el propio coche que está bloqueando el tráfico e impide que la ambulancia llegue, es toda una lección de humildad.

Descubrir en medio de un frío que pela que has perdido las llaves de la propia casa y que un conocido de esa misma noche las encuentre por ti, te hace sentir como un auténtico gilipollas.

Acudir a una cena de Navidad de blogueros sevillanos y recibir como regalo una planta y un chupa-chups, te quita las penas de un plumazo. ¿Es temprano para hacer propósitos de enmienda para el año próximo y desear no quejarme tan a menudo?

7 firmas. Añade tú la tuya:

f.ode dijo...

Menuda noche... motivos tienes para quejarte. Y para contar anécdotas
(lo único que faltaba era atragantarte con el Chupa Chups ^^U).
Sigues vivo, ¿no? Entonces me conformo.

Abrazos!

Vientoblanco dijo...

Cuando empiece el nuevo año tus penas tardarán muy poco en desaparecer y todo será muy distinto, ya verás. Después ya no tendrás necesidad de quejarte ;)

Nono dijo...

Normalmente no me hago buenos propósitos a final del año, mas bien trato de mantener los que voy proponiendo durante su transcurso. Pero sí que hago un repaso del pasado, trato de ser benevolente, recordar las cosas positivas y tratar de aprender donde me equivoqué. He tenido días e incluso semanas de lo que algunos llaman "mala suerte" pero no creo en este tipo de suerte, son solo probabilidades que te ocurrieron ayer. De todas formas te vi sonreir y creo que noté que estabas muy a gusto.

El chico de la piscina (climatizada) dijo...

Jajaja, vamos que tuvo que ser Diego el que las encontró, por eliminación.

O quizá Paco/Antonio?

Lo de la cena de blogueros suena muy frío, pero yo, en el fondo, sé por qué lo dices.

(Todo sea por el Welcome Hostel)

Diego y Puchupo dijo...

No... si el ordenador está arreglado ya (algo de informatica aún recuerdo ^^). El problema es todo lo que no se ha podido recuperar y que no puede descargarse de internet (el haber perdido pelis, series o juegos me da igual... pero y las fotos, apuntes, manuales, trabajos, etc, de los que no tenía copia? T__T)

Bueno... ahora toy tudiando, ya pensaré en las consecuencias de un virus que vino por confiar en los "penes" de los demás :P .

Un abrazo enorme ^^

scarmoon dijo...

jajajajja, me h encantado tanto tu actualización de hoy eemilio! casi más que os viernes frikimédicos!
ains que penita me has dao por un momento..me tienes q contar bien cómo ha sio eso...oju vaya diita.
yo me habría quejado aún más.

besos

The key-finder dijo...

Lo que no sabes es que en mis ratos libres me dedico a encontrar juegos de llaves de los demás, es un hobby que tengo…

Ahora en serio, no tienes ningún motivo para sentirte como un gilipollas, las encontré yo como lo podías haber hecho tú, fue pura casualidad.

Por lo demás, realmente tienes motivos para quejarte, pero piensa que un mal día lo tiene cualquiera. Además, el año que viene promete, de momento lo vas a empezar sacando el mir en enero.

Un abrazo.