7 de febrero de 2008

El pequeño maletín


Mi madre encontró hace dos días mi maletín de médicos de Fisher Price, que no veía desde mucho antes de comenzar la carrera. No era uno de mis juguetes favoritos, pero está viejo y muy usado, así que supongo que debí jugar con él más de lo que recuerdo.

Falta la carta de optotipos, que estará perdida en algún lugar; el resto del material de plástico se conserva milagrosamente en su sitio. No deja de parecerme curioso que el maletín ha aparecido precisamente unos días antes de que comience a utilizar un maletín de verdad, que contiene todo menos juguetes.

Contenido del maletín: Un fonendoscopio, un medicamento inyectable con su inyección, un esfigmomanómetro, un martillo de reflejos, un termómetro y un otoscopio.

5 firmas. Añade tú la tuya:

Teron dijo...

Ayer una amiga de mi novia, también de psicología, se sorprendió de que yo utilizara el término deglutir.

A tu providencial encuentro con tu pasado, responderé que en nuestra profesión se nace, no se hace.

Un abrazo y espero (esperamos) que nos cuentes tus experiencias ;-)

The host dijo...

Anda.... que es que tu de de "shiquetito" apuntabas maneras ehn!!!
A ver si un día que haya una actividad interesante, te aviso y así conoces la Fundación
Saludos

rocioalma dijo...

Hay que ver lo buena que era aquella marca... Es mas facil romper un litmann que el fonendo de tu antigua caja.

Cuando empiezas a trabajar?

*

Guardalo, nunca se sabe quien podra heredarlo...

f.ode dijo...

Qué entrañable.
Yo el verano del año pasado descubrí mi microscopio "de juguete" que fue regalo de la comunión. Entonces te das cuenta de cómo pasa el tiempo :).

Nono dijo...

Creo que no me queda ninguno de todos esos juguetes que tuve de pequeño, recuerdo un mecano con el que me ilusioné mucho pensando que me hubiera sido bonitos ser arquitecto. Felicidades Emilio por ese reencuentro.