5 de febrero de 2008

Arribistas


Monstruos verdes (9/10)

Pese a su inocente aspecto, la hiedra puede llegar a ser una planta muy competitiva. Siempre observamos el bonito color verde de sus hojas de tres puntas, pero tras sus tallos aparentemente frágiles, encontramos pequeñas raíces que la planta utiliza para encaramarse a la superficie por la que trepa y drenar su energía. De este modo, la planta puede seguir creciendo y llegar más arriba.

Si algo se parecen las hiedras a los arribistas del trabajo, a ésos a los que en el sur llamamos trepas, es en su aspecto infantil a primera vista. Es por esta apariencia por la que tendemos a fiarnos de ellos, hasta que es demasiado tarde y ya se han encaramado a nosotros para continuar con su anhelada carrera hacia la cima.

8 firmas. Añade tú la tuya:

Cocinero Martín dijo...

No quiero hiedras en mi vida, por eso siempre tengo mi podadora a mano. Si con esto no es suficiente, siempre queda la opción de un corte de raiz con mi machete anti trepas.

tres cosas:
1.- A ti te permito ese tipo de post, porque viniendo de ti sé que no es superficial.
2.- El capítulo me ha gustado a medias, aunque la cosa se prevé interesante.
3.- ¿Estás ensayando a piano el tema de The Fountain que te mandé?

A ver si te veo cuando tengas un hueco. No me importa esperar.

Feliz soleado día!!

Giz dijo...

Mi trabajo esta todo rodeado de Hiedras, y me encanta... las otras hiedras que hay ya no me gustan tanto; pero no se si sera por experiencia, que de aspecto infantil en los trepas nada de nada... los detecto a leguas!!!

Por cierto.. de misterio nada de nada... Usaba el movil :P

rocioalma dijo...

Yo creo que la gente verdaderamente grande nunca es trepa...

Por otro lado, lo peor de la hiedra no es que te quite un poco de energía con sus pequeñas raíces, sino que con las de verdad, las que hunde en el suelo, es capaz de beberse tu piscina o de hundirte los cimientos.

Cuidado!!

*

Un besito

f.ode dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
f.ode dijo...

Estoy con rocioalma, vaya que sí.
Has conseguido recuperar un capítulo de mi infancia: cuando mis amigos y yo subíamos por el tronco de las hiedras (lo tienen, ¿no?) para llegar a una parte inaccesible de otra forma en mi urbanización.
Ya ves, el instinto aventurero desde pequeño :).
Moraleja: si alguien trepa se te acopla, llama a tu amigo (en plan primo Zumosol) para devolverle el favor :P.

PD: El comentario suprimido es mío, que tenía errores ortográficos xP.

Teron dijo...

Por desgracia, los trepas acaban dominando un mundo tan capitalista radical.

Más que nada porque a los empresarios y jefes les importa un car... la altura moral de sus subrdinados siempre y cuando estos les sean útiles.

(sobran los comentarios)

doctorfarandula dijo...

ATENCION TEMA ENTRADAS!!
Tengo una entrada para ti (me siento isabel gemio). Mañana ire al macarena por la mañana a venderselas a gente de alli, juanma y vicky, etc... Son 5 € con el carnet de estudiante (que espero que tngas en vigor) y 7€ sin él, es el sábado 23 de Febrero (23F) a las 20:30 en la ESI en la Cartuja (me parece que la conoces). Si te puedes acercar pues perfecto si no tu me dices como mejor te venga... si quieres escribirme hydrio@hotmail.com.

Aunque no me suelo encontrar con gente chunga como los que describes en los similes de esta seccion con algun que otro trepa si que me he topao... pero me dedico a pasar del tema!

Cherry dijo...

Me encantan las hiedras.


Algún día tendré una casa con una fachada de piedra cubierta por la hiedra.

Y no me gusta que las palabras rimen cuando no tienen que hacerlo.