16 de abril de 2008

Alguien contra Sevici


El lunes no pude coger ninguna de las bicicletas públicas de la estación de Los Arcos para volver a casa: algún gracioso había pinchado las cámaras de las ruedas traseras de todas las bicicletas de la estación. Para hacer más divertida su travesura, también embadurnó de ketchup el teclado del puesto de control, de modo que era imposible sacar una bici sin mojarse el dedo con salsa.

Yo, que me considero una persona muy relajada, me dispuse a volver a casa andando y disipando la ira que sentía en aquel momento con pensamientos liberadores, como cogerle la cabeza al vándalo que había cometido tal barbaridad y estampársela repetidamente contra cualquier cosa dura que hubiera por allí, como por ejemplo, una farola.

Menos mal que no lo hice. Ayer, martes, fui a por una bicicleta a otra estación, bastante separada de la anterior. Todas las bicicletas de esta otra estación habían sufrido la misma agresión. En ese momento, deseché mi idea de un joven adolescente pinchando ruedas para ser admirado por su pandilla y pensé en otro tipo de culpables, con intereses más eleborados y capaces de repetir un acto así en varias estaciones.

16 firmas. Añade tú la tuya:

Elenita dijo...

Si es que por desgracia, Sevilla aún anda por el Pleistoceno.

rocioalma dijo...

Buf...
Qué asco, de verdad que sí...
Estas cosas hacen que mi odio se levante. Hay que ser hijo de puta cobarde para joderle la vida a los demás de esa manera.

Hablando de la ira, me acabo de acordar de una cosa. Yo, que siempre he sido tan templada, empiezo a comprender los instintos asesinos. (Eso refuerza mi teoría de que todas las personas tienen los mismos ingredientes, aunque en distinta proporción) Ayer paré el coche para dejar a mi hermana en su taller de música. La que venía detrás debía de tener mucha prisa porque me adelantó a toda mecha y casi se lleva por delante a la niña. Si la llega a atropellar, la jarto de hostias. Si yo hubiera vivido siempre en un ambiente marginal o vengativo, y si llevara una pistola, probablemente le habría metido un tiro. Habría estado muy mal, fatal, me habría arrepentido luego, pero en el momento... En el momento le rajaría las ruedas del coche al saboteador de Sevici, sean cuales sean sus intenciones.

Yasta. Un besito*

Javithink dijo...

Eso es lo que viene a ser un solemne Gilipollas (o grupo de solemne gilipollas), vamos

dijo...

Pues qué mala leche, la verdad. ¿quieres decir que ay intereses económicos detrás?

Giz dijo...

me parece muy mal Emilio... que culpa tiene la farola??. Se que hay mucha gente disconforme con el servicio de bicicletas de sevilla, pero evidenteme no hay excusas para ese comportamiento.

Por si acaso lleva pañuelos para no mancharte el dedo de salsa. ;)

Giz dijo...

por cierto... yo hice una vez eso de golpear con la cabeza de alguien (un niñato) en algo (un monitor) en el trabajo, y creeme... umm.. que relax...

Teron dijo...

Con tu mensaje das más que pensar que lo que en un primer momento parecería...

Eso de que en todas las estaciones estuviesen rotas las bicicletas es definitivo.

Curioso.

angelurri dijo...

la esencia del ser humano es..
ta ta tachan ta chan!!
ser malos
el ser humano es puñetero y ruin

asi que les ha tocado a las sevicis

(seguro que es porque han hecho una palabra hibrida entre bici y sevilla, y al conjunto de colegas no les ha gustado)

paciencia y calma

scarmoon dijo...

malditos vándalos. yo estaba mu contenta pq desde el lunes tengo por fin mi anhelada tarjeta que me ha tardado mes y medio, pero tb me he encontrado ya unas cuentas pinchadas.y hoy yendo pa la facultad se me ha metido algo en el ojo. aun asi, lo de las bicis es un puntazo y me parece que a los desgraciaos esos no les deberian echar los reyes una bici en su vida.


un beso emilio! y enhorabuena...

Menelwen dijo...

Yo a esas personas les metía una bici entre pecho y espalda. Así de claro.

f.ode dijo...

Sucedáneo de egoismo x).

Cherry dijo...

q cabron.



tu escuxa journey q se t pasa el cabreo.




xo aun asi, sigue siendo un cabron ¬¬

Anónimo dijo...

No sé que hago aquí otra vez, pero estimo ejemplar el castigo que mi querida scarmoon quiere aplicar sobre los salvajes*

Enis dijo...

menudo capullo el de las bicis, desde luego, ésto jode tanto como cuando se te pincha la cámara a mitad del trayecto y te tienes que volver a pata con la bici a cuestas.
esta foto es un descarte de la serie rugby. lo que llevo es una protección
besos emilio, espero que hayas recuperado tu agenda

doctorfarandula dijo...

Pues ayer pude comprobar que no tuviste problema para sacar una bici...

No te imagino estampando la cabeza de nadie contra una farola!

un abrazo!

Anónimo dijo...

el servicio de sevici es lamentable,lo peor q se puede ofrecer.aparte de que haya vandalismo.
la atencion q te dan a la hora de hacer una reclamacion al 902 siempre pagando es aun mas lamentable,solo atienden 4 sinverguenzas q se cargan a la empresa
este servicio se va a ir a la ruina como no mejore
es una gran verguenza la idea tan buena q es pero lo mal q se lleva desde lo mas alto a las simples teleoperadoras