28 de julio de 2010

Veintisiete


Desde que era muy pequeño, he sido capaz de resolver el cubo de Rubik.

Aunque el juego siempre me ha parecido muy interesante, lo que me ha divertido más de él es la cara que se le queda a la gente que se ha pasado años rompiéndose la cabeza para intentar armarlo cuando, delante de sus narices, comienzo a mover el cubo rápidamente para dejar ordenadas todas sus caras en un par de minutos.

Raras veces he contado acerca del cubo que su solución tiene truco. Prefiero que se piense, como en el juego de un ilusionista, que he sido capaz de poner todas las piezas en su sitio gracias a complejos razonamientos lógicos.

Concretamente, para acabar este rompecabezas, hay que aplicar en su preciso momento sólo seis reglas diferentes, que yo memoricé hace años. Algunas las entiendo perfectamente; otras he sido incapaz de verlas espacialmente, aunque me he esforzado bastantes ocasiones en hacerlo.

Que el cubo haya perdido para mí su cara misteriosa para pasar a ser un pasatiempo de aplicación ordenada de algoritmos no implica que este juego de geometría me parezca enigmático en ocasiones, al ver cómo sus 27 piezas (3x3x3) son capaces de desordenarse tanto entre sí con relativamente pocos giros.

Hoy cumplo 27 años, el número de piezas del juguete. Mi vida ha sufrido también en este tiempo giros raros, responsables de mi situación actual. En ocasiones, han sido resultado de aplicar reglas que comprendía y otras, de aceptar normas impuestas que eran un acto de fe. Y también, cómo no, sigo viendo en mí una parte realmente enigmática que ni yo mismo entiendo.

19 firmas. Añade tú la tuya:

Jorge Fdez. dijo...

Muchísimas felicidades, Emilio. Te deseo mucha suerte y todo el orden que tú desees en tu vida.
Tengo que darte tu regalo, así que a ver cuándo nos vemos.
Y el texto "genialérrimo".

miguel dijo...

Me encanta el texto...
Felicidades!!!!!

Ya contaras alguna regla de esas del cubo, que me tiene intrigado :)

Ramón dijo...

Felicidades. Del cubo te diré que no llegué a aprender la secuencia final, pero aprendí a desmontarlo (es preciosa la ingeniería interna del invento, por lo sencilla) y montarlo ordenado. Lo que me hace pensar que siempre hay una solución alternativa a los problemas, completamente diferente.

Ulukai dijo...

Felicidades Emilio, me ha encantado tu entrada. Yo aborrecí el cubo de pequeño porque, a mis tiernos 7 años me regalaron no el cubo "normal", sino uno que, además tenía diagonales. Nunca lo completé...

Sophie dijo...

Feliz cumpleaños muchachín. Yo nunca llegué a completar el cubito de marras, es mi gran frustración, jejeje. Espero que la calorera pase de largo por MiarmaCity y puedas disfrutar mucho tu día :)

ImagineFarma dijo...

Felicidades por tu cumple, como siempre post original e interesante.
Saludos, Luis Carlos (ImagineFarma)

Juana dijo...

¡Feliz Cumpleaños! Que joven, que maravilla.
El cubo de Rubik es un juego matemático, de lógica, en la Vida real, todo es muy distinto ....

Lola Montalvo dijo...

Feliz cumpleaños... ojalá todo en la vida fuera tan fácil como un cubo. Hay veces que giras las piezas de la forma adecuada y todo se a la porra!
Besos miles y feliz vida

B. dijo...

Muchas felicidades!!! a veces los razonamientos lógicos no conducen a la solución del problema y hay que tirar de imaginación...siempre puedes cambiar las pegatinitas del cubo como hacía yo!!jajaja;)

Juan Antonio Barrera dijo...

Muchas felicidades!!! vas a tener que buscarte otro tipo de cubo para superarte, no sólo porque has agotados el número de las piezas del cubo de Rubik sino porque ese lo tienes dominado ;-)

Bellatrix Black LeStrange dijo...

Feliz cumple!!

lobobailon dijo...

Muchas felicidades, Emilio!! Ahora ya con 27 te tocará dejar el cubo e ir a por las 28 fichas del dominó.
Un abrazo!!

Mar dijo...

Muuuuchas felicidades!! :D Y que sean muchos más para ir descubriendo más partes de ese cubo de Rúbik q somos nosotros mismos ^^

besitos!!

academico dijo...

Muchísimas felicidades emilienko

Jokin dijo...

Me sumo a las felicitaciones. Como todavía no me he acostado, para mí sigue siendo miércoles ;)

Cherry dijo...

Muchas felicidades! :)

Es una metáfora bonita, aunque a mi los cubos de rubik siempre me han puesto un poco histérica xD

dra jomeini dijo...

Siento el retraso, pero...muchas felicidades. Que sepas que me da mucha envidia...que sepas resolver el cubo de Rubrick ;-D

Gerineldo dijo...

Joer, yo tengo 37, y jamás supe resolver el cubo. Pero en fin, la vida tiene muchos cubos, me temo: algunos los resuelvo, y otros no. Salu2.0

Fer dijo...

Qué gran texto... A la altura de tu persona : )