10 de noviembre de 2008

Un empujón


Volvía yo muy contento en bici a casa el sábado por la noche, cuando un joven me empujó violentamente y me tiró al suelo. Era la una menos cuarto de la noche y ocurrió en frente del Hospital de San Juan de Dios.

Me puse a gritar con fuerza y el chico que me había empujado salió corriendo en un coche que le esperaba con el motor en marcha a escasos metros. Una mujer de mediana edad, que pasaba por allí, se acercó, dijo que no podía ayudarme y se fue a paso ligero.

Quizás querían robarme entre los dos y mis gritos les asustaron; no sé. Un vecino llamó al 061 y a la Policía y me llevaron al Hospital de Trauma.

Llamé por teléfono a Gloria, la residente de la UCI de la que he escrito en otras ocasiones, porque supuse que una llamada del cero a las tantas de la mañana le asustaría menos que a cualquiera de mis familiares. Pero me equivoqué, porque el enfermero del cero lo primero que le dijo fue:

-Hola, te llamo del cerosesentayuno. Emilio ha tenido un accidente de tráfico, pero no te preocupes porque su cabeza y su tronco están bien. (Gloria llegó a los cinco minutos al hospital con la cara descompuesta).

Es verdad, estoy bien. Tengo un esguince de muñeca y me duele mover la mano. Acabo de llevar la baja al hospital. Sé que esto no ha sido culpa mía y sé que me resulta imposible trabajar con una sola mano, pero no puedo evitar sentirme un poco culpable por tener que pasar una semana en casa con el brazo en cabestrillo y sin poder hacer nada mientras que en mi servicio se acumula el trabajo.

Foto: El día después del accidente, Gloria comprueba mi vendaje compresivo.

8 firmas. Añade tú la tuya:

Cherry dijo...

o.O


:______(


que miedito y que penita, ¿estás bien?

Javithink dijo...

Reecribamos el comienzo de tu post:

"Volvía yo muy contento en bici a casa el sábado por la noche, cuando un MAYÚSCULO HIJODEPUTA me empujó violentamente y me tiró al suelo."

Ea, ya está bien.
A mejorarse toca.

Beíca dijo...

Joder Emilio, lo siento de verdad. Lo importante ahora es que tu muñeca se ponga bien. Hijos de puta como ése hay muchos, pero soy de las que creen que más tarde o más temprano lo pagan, de una manera u otra. Relájate y el lunes que viene retoma el trabajo con las mismas ganas de siempre. ;-)

Teron dijo...

Joer, nen. Mucha suerte con la recuperación y espero que te mejores...

Elessar dijo...

Menuda impresión me dio el verte ayer por la noche con la mano vendada.

En fin, disfruta y no te compliques... invita a alguien a casa y dile que te "ayude", jijiji.

rocioalma dijo...

adio... Si es que vives en un barrio chungo...

Se lo merecen.

Tú no.

Perdón por lo de hoy.

Me alegro de que no haya sido más que un susto. Un besito fuerte*

Enis dijo...

Ofú! madre mía! muchacho lo último que tienes que hacer es sentirte culpable porque no has sido tu mismo el que te has caído. Yo también me hubiera asustado. Descansa y reposa. Pero sin mala conciencia.
Faltaría más, vamos!

A ver si nos vemos el fin de semana, muchacho

Un abrazo

Anónimo dijo...

He entrado en tu Blog por pura casualidad y creo que es extraordinario . Siento lo que te paso y espero que durante los dias que no puedas ir al hospi te de tiempo a bucear en tu mente nuevas " historias" con las que deleitarnos.