25 de noviembre de 2010

Fantasía con una farmacéutica


-Hola.
-Hola.
-Disculpe, doctor, ¿tendría un momento?
-Sí, sí, dígame.
-Verá, vengo de una compañía farmacéutica y me gustaría presentarle mi producto.
-Claro, pase.
-Verá, se trata de una nuevo fármaco para el tratamiento de...
-¿Cómo? ¿Otro más?
-Bueno, sí, la nueva molécula es de la misma familia que sus antecesoras pero tiene muchas ventajas en comparación con ellas. Presenta menos interacción con otros fármacos y mejores características farmacocinéticas, lo que le permite administrarla en menor número de dosis y con mayor seguridad. ¿Qué le parece?
-Pues me parece muy mal, la verdad.
-¿Mal? ¿Por qué?
-Mal porque la enfermedad para la que sirve este fármaco ya tiene un tratamiento efectivo. No necesito un nuevo protector gástrico, ni otro betabloqueante, ni más antiinflamatorios, ni modernos antibióticos. Ya hay muchos de esos y funcionan bien. Mal porque el dinero que se ha gastado en investigar esta nueva molécula podría haberse invertido en estudios sobre tratamientos para enfermedades en las que aún se necesitan armas terapéuticas: el adenocarcinoma de páncreas, la esclerosis lateral amiotrófica, la mucormicosis rinocerebral invasiva y el glioblastoma multiforme, por ejemplo. Mal porque...

(...)

-¿Doctor? ¿Doctor? ¿Se encuentra usted bien?
-¿Eh? Ah, sí, disculpe, me había distraído un momento...
-Parecía que tuviera la cabeza en otra parte...
-Dígame, lo siento.
-Le decía que vengo de una compañía farmacéutica y me gustaría presentarle mi producto.

Foto: Calle Tetuán. Tenebroso escaparate con maniquíes de niños muy parecidos entre ellos.

11 firmas. Añade tú la tuya:

qelena dijo...

...de la esclerosis múltiple, del Alzheimer, del Parkinson, de la enfermedad de Crohn...

Luluichi dijo...

De todas esas enfermedades superraras que solo sufren unas pocas personas en el mundo. Personas que sufren y mueren porque investigar en sus dolencias no resulta rentable.

khaarl dijo...

Mi hermana tiene una enfermedad. O una paraenfermedad. O algo extraño que la ha vuelto medio loca. Ni un tratamiento efectivo: tínitus.

Atiborramiento de somníferos y no más.

Es el mundo que nos ha tocado y nadie quiere cambiarlo, me imagino.

Cherry dijo...

Si lo hacen será porque vende, no creo que las farmacéuticas hagan nada por amor a la humanidad xD

ImagineFarma dijo...

Lo de los "me too" es horrible y no parece acabar nunca. En los hospitales los sorteamos con los "equivalentes terapéuticos", pero en primaria difícil...

ImagineFarma dijo...

De todos modos te tengo que confesar que leyendo el título creía que el post iba por otros derroteros...jajaja! ;-)

Marisa dijo...

Muy buena reflexión, Emilio.

Javi dijo...

Me has decepcionado Emilio, pensé que me iba a encontrar con una escena porno, y me encuentro esto... jajaja.

Nah, es broma! Muy buen post Emilio, como siempre!

Xavier Blasco dijo...

Por una vez siento no estar muy de acuerdo contigo. Las farmacéuticas son compañías privadas con ánimo de lucro . Lo sabemos y es legal. Producirán fármacos para enfermedades que tengan gran demanda y de los que puedan obtener grandes beneficios. Otra historia es la investigación dirigida desde las administraciones públicas y las Universidades. Desaparecida en combate. Y otro tema: ¿por qué hay decenas de laboratorios de genéricos haciendo lo mismo y estableciendo una marea de nombres indescifrable? Ahí también perdemos potencial investigador. Es mucho más fácil y rentable comprar la materia prima y dedicarse sólo a envasar los blisters. Creo que el problema es mucho más complicado que dedicarse a echar toda la culpa a las grandes farmacéuticas que, obviamente, tienen su gran parte de responsabilidad.

Emilienko dijo...

@xavierblasco

Razón no te falta. Quizás no haya sabido expresarme bien en el texto; cuando escribes una opinión personal y lo haces con forma de un texto "que pretende sugerir" y que no expresa tu opinión de forma precisa se dan lugar a malosentendidos.

Evidentemente tienes razón, la culpa no es sólo de las farmacéuticas. De hecho, quizás ellas no tengan nada de culpa. La culpa es de los que hemos dejado que la investigación de nuevas moléculas dependa en un gran porcentaje de empresas privadas.

Creo que es bueno que hayas hecho tu puntualización, porque así me obligas a que yo diga lo que realmente pienso. No, la culpa no es de las farmacéuticas.

Pero también es verdad que me destroza que haya enfermedades olvidadas. Y que ni gobiernos ni entidades con ánimo de lucro obtengan los resultadosen investigación que estas enfermedades se merecen.

Xavier Blasco dijo...

Ahora si que estamos de acuerdo.
Un abrazo y buen finde.