8 de noviembre de 2010

Congresos sin Twitter


Como os conté en la actualización anterior, he estado en el Congreso Nacional de Otorrinolaringología de Valencia; el primer congreso nacional al que asistía. Ha estado muy bien: he conocido a personas muy interesantes, he escuchado nuevos puntos de vista y he aprendido bastantes cosas nuevas que estoy deseoso de poner en marcha.

Sin embargo, he echado algo de menos, y esto ha sido Twitter. Javier, mi compañero en el Congreso, me dice que estoy enganchado a mi iPhone, dado que cada diez minutos consulto Twitter para comprobar "qué está pasando". Lamentablemente, el uso de Twitter en el congreso ha sido muy escaso y he echado en falta algo a lo que me había habituado en los últimos eventos a los que he acudido.

Todas las conferencias, las mesas redondas y las charlas generan pensamientos en el público. Normalmente, cuando acaba la charla, el público es invitado a preguntar y, muchas veces por timidez, nadie levanta la mano. Cuando alguien dice algo, suele hacer una sola pregunta, guardándose muchas dudas para él.

Twitter permite una conversación a tiempo real entre los asistentes que facilita encontrar a personas afines que piensan de forma similar a la tuya. Ha sido una pena; si Twitter hubiese sido más activo en este congreso, le habría sacado todavía más partido.

Por último, deciros que me dolería el corazón si no acabara esta actualización hablando de los magníficos anfitriones que han sido los valencianos conmigo. Muchas gracias a Dídac, por un viernes de cerveza, cena, copa y té por el barrio del Carmen inmejorable. Gracias también a Vicente, que sigue con la esperanza de que algún día consiga tener una digitación aceptable en el piano. Un fuerte abrazo a Fidel y a Pepa por ser grandes conversadores acerca de salud 2.0 y sobre las teleseries más frikis. Y muchas gracias de corazón a Marisa y a Marc, por quienes me he alegrado mucho al verlos después de tantos años tan contentos y felices.

Eso sí, este viaje me quedé con ganas de probar la excelente horchata valenciana; pero bueno, seguro que ya habrá próximas veces.

Foto: Metido en la fuente del palacio de congresos de Valencia.

14 firmas. Añade tú la tuya:

Ter0n dijo...

Sí, yo también opino que eres un adicto a tu Iphone, o al menos al twitter ;)

Si me acuerdo te lo añado en tu hoja de problemas del Diraya. ¿Te imaginas? jejejejeje

Clara dijo...

Supongo que ya se habrá hecho, pero... un ponente que cree un hashtag de su propia ponencia para que el público tuitee su opinión y sus preguntas?

Emilienko dijo...

Clara, yo creé ese Hashtag con poco éxito: #SEORLLXI.

Mònica Moro dijo...

¿Te metiste en la fuente???? La próxima vez vengo yo y te tuiteo...
Recuerda que estamos en fase de evangelización !!!
Un abrazo,

Bellatrix Black LeStrange dijo...

A mí es que me da mucha pereza el portátil (es un ladrillo de cuidado) y ya te dije que soy una sosa para el Twitter...
A ver si mañana hay más tiempo para conversaciones!!!

Didac Margaix dijo...

Poco a poco, la tecnología irá implantándose. Creo que ya se ha demostrado que es útil, es la memoria escrita de los pasillos del congreso, una prueba de aquello que ha tenido realmente impacto.

Me alegro que disfrutaras de la visita al barrio del Carmen, no hay nada como un lugareño para que te lleve a los sitios adecuados. para mi tb fue un placer tu compañía

Avisa cuando vuelvas, un abrazo

Didac

pperez333 dijo...

Gracias a ti por la visita :D. Imperdonable el olvido de la horchata, no dudes que iremos a tomarla la próxima vez que vengas.

Iñaki dijo...

Doy fe de tu adición al twitter, y a la mía, claro... De hecho durante dicho congreso recibí unos cuantos DM tuyos. Conseguiste reconciliarte con el mundo, o todavía no?

Un abrazo,

Ter0n dijo...

http://www.20minutos.es/noticia/868199/0/facebook/twitter/listos/

Anónimo dijo...

qué bien, ya me contarás.


la semana que viene me dan un curso durante tres días de urgencias ORL. Espero verte antes. Un besO

Cherry dijo...

eres totalmente 2.0

Marisa dijo...

Un placer haberte tenido por aquí, Emilio. La próxima... en Sevilla!!! Un abrazo muy fuerte.

Marc dijo...

Ahora iba a escribir lo mismo que Marisa!
Un abrazo, compañero!

Juana dijo...

Creo lo que Mónica, solo estamos en fase de "evangelización" .... poco a poco, el sector sanitario va despacito.
Lo de la horchata en Alboraya es obligatorio para la próxima jeje