18 de marzo de 2009

Genéricos: cuando no todo es bonito


Hoy os expongo tres situaciones reales en las cuales no tengo claro si debo prescribir formas genéricas o comerciales.

1º Un principio activo tiene dos formas comerciales: una es genérica y la otra, comercial. Curiosamente, la forma comercial es más barata que la genérica. ¿Cuál de las dos formas debe prescribirse?

2º Un principio activo tiene una sola forma farmacéutica que no genérica. ¿Deben tenerse en cuenta los derechos de copyright de la compañía farmacéutica sobre el fármaco y recetarse por su nombre comercial o bien ignorarlos y prescribirlos por principio activo, sabiendo que se haga lo que se haga en la farmacia van a entregar el mismo medicamento?

3º Un paciente es alérgico a un excipiente de la forma genérica de un medicamento que no está presente en la forma comercial. ¿Se debe prescribir la forma comercial o bien un genérico especificando en la receta que éste no puede contener el excipiente alérgeno?

A ver si me podéis solucionar las dudas...

8 firmas. Añade tú la tuya:

Teron dijo...

Hola! Permíteme decir mi opinión acerca de esos puntos:

1) Totalmente a tu elección. Si quieres recibir el emolumento por recetar genéricos receta el genérico. Si prefieres el bien del paciente, receta la forma comercial. Sí, es injusto que dependa de tus ganas de perder o no la prima por recetar genéricos (A ti también te afecta, ¿verdad?). Pero es lo que hay.

2) Es un truco para que los médicos de familia puedan recetarlos por el Diraya, sin miedo a que pierdan la prima por recetar medicamentos genéricos. Sin embargo, el truco del almendruco es que ellos (la administración central) tienen una lista de fármacos genéricos de "eficacia comprobada" a utilizar según la patología. Si al médico le compensa (o no) recetar otro fármaco es cuestión personal, y no voy a entrar en ello. Nuevamente depende del facultativo.

3) En mi opinión, la actitud correcta es recetar el genérico y especificar en un P-10 hacia el farmacéutico que el fármaco no puede contener el excipiente. Si dentro del mercado, el único Principio activo sin ese excipiente es la forma comercial, no creo que pase nada por recetarlo directamente (y de paso te ahorras tener que gastar el P-10). Ya lo dice el latinazgo: "Primun non nocere"

Bueno, creo que eso es todo. Desde luego estas cosas no las enseñan en la Facultad. Salu2!

PD: Que algo sea gratis no significa que se pueda hacer lo que se quiera sin tu consentimiento.

Elenita dijo...

El otro día fui a la farmacia a comprar un jarabe para la tos. Mi madre (que estaba aquí de visita y es farmacéutica) me dijo que tenía que comprar ambroxol. No tengo ni idea de cuál es el nombre comercial, ni en alemán ni en español. Fui a la farmacia y pedí ambroxol. La farmacéutica amablemente me explicó que había una forma comercial y una genérica y me dijo el precio de las dos. Me sacó los dos botes y me señaló claramente que el principio activo era el mismo. Yo elegí llevarme el genérico que costaba 2.5 Euros menos.

Supongo que con las recetas es distinto, pero creo que recetar siempre el principio activo es lo correcto. Queda al buen hacer de los farmacéuticos y los pacientes el informar y el querer informarse de cuál es más barato y/o más conveniente para cada caso.

Elenita dijo...

De hecho, creo que no es para la tos sino para los mocos, no? Jeje... sorry.

Javithink dijo...

Mi respuesta a las3 preguntas se limita a una: recetar por PRINCIPIO ACTIVO.
La receta es un documento oficial y también de comunicación entre profesionales sanitarios (médico y farmacéutico, así como con el paciente); el principio activo es el lenguaje común que debe regir nuestra práctica.
Esto es distinto al genérico. No hay genérico (aún, por poco tiempo) del clopidogrel, pero yo lo receto como clopidogrel 75mg.
Excepciones:
- el tramadol tiene dos presentaciones: Gelotradol y Tradonal, la primera cuesta la mitad, lo receto por marca comercial.
- inhaladores e insulinas hay que recetarlos por marca comercial, así que ahí no cabe discusión (me refiero a receta "vale de descuento" no a hoja blanca).

Por último, este verano salió una alerta de la Agencia Española del Medicamento informando de nombres comerciales que denominaban a un ppio activo u otro según el país; un argumento más para utilizar el principio activo.

(el ambroxol es para los mocos, sí, pero como corroborará nuesro amigo otorrino, no sirve para mucho...:))

Cherry dijo...

1) la mas barata.

2) ni idea.

3) como tu veas.

Creo que no sirvo de ayuda. xD

Adrastea_Quiesce dijo...

en mi opinión:

1) por principio activo, y recomendando el genérico. si el de marca es más barato, probablemente es porque la farmacéutica está haciendo un esfuerzo para bajar el precio y hundir el producto de la competencia. prescribiendo el genérico teóricamente huyes de ese tipo de estratagemas comerciales, amén de que no estás generando beneficios a una empresa que gasta de media (por lo bajo) 3 veces más en marketing que en investigación y desarrollo.

2) por principio activo. la primera razón, más sentimental, es que somos científicos y nos guiamos por los nombres científicos de las cosas, no los que escoge un departamento de marketing. la segunda y más técnica, ahora no hay genérico, pero antes o después lo habrá. y leer en historias clínicas tratamientos desfasados con un nombre comercial que no figura en ningún sitio y no conseguimos hacer corresponder con ningun principio activo es desesperante. trate bien a los futuros lectores de sus historias clínicas.


3) principio activo haciendo constar la alergia al excipiente. si se lo hacen genérico fetén, si se lo dan de marca, tant pis.

Adrastea_Quiesce dijo...

me ha faltado añadir en 1 que ese precio más bajo del de marca es, probablemente, transitorio. no puedo evitar pensar en la similitud con las campañas que hacen los centros comerciales tirando por el suelo (cuando no soterrando) los precios hasta hundir a los pequeños comercios de la zona para después, sin cortapisa ninguna, subirlos cuanto quieran.

Anónimo dijo...

1. Debe prescribirse cualquiera de las dos. Yo prescribiría la más económica.

2. Aunque da un poco igual, es preferible que recetes por principio activo, así cumples con los objetivos de tu Servicio.

3. Mientras no tenga el excipiente alergéno... cualquier opción sería la correcta según mi opinión.

Un abrazo.

PD: nos dejaste tirados con la cena del otro dia.

igaku