8 de agosto de 2008

Una espinita clavada


Sacar una espina de pescado clavada en la garganta es una de las urgencias más comunes que atiendo como otorrino en formación.

Conseguir extraer una espina clavada no es nada fácil: primero hace falta meter por la boca un espejillo laríngeo sin que al paciente le den arcadas; después, hay que buscar la espina en la penumbra de un mar de babas faríngeas y para terminar, hay que introducir la pinza de extracción y aprenderla a usar del revés; es decir, viendo la pinza reflejada en el espejo que se ha metido en primer lugar.

Nunca había conseguido sacar ninguna espina y con una gran frustración no me quedaba otra que decirle a mis pacientes que no era capaz de encontrarles esa espina que tanto les estaba molestando. Tenía que mandarlos a casa a hacer gárgaras (gárgaras con un antiséptico).

Mis compañeros mayores me decían que no me preocupara, que son necesarios algunos meses hasta reunir la pericia suficiente para desenclavar espinas.

Hoy, nada más meter el espejillo laríngeo, encontré una fastidiosa espina, que se mostraba delante de mí, desafiante. Cogí las pinzas y la saqué en escasos segundos. Me puse tan contento que di un buen grito de alegría.

Foto: Espina clavada en lo alto del Virgen del Rocío.

9 firmas. Añade tú la tuya:

Elenita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Elenita dijo...

Enhorabuena!!!

Esos pequeños triunfos son los que nos hacen seguir adelante.

Al menos a mí...

Giz dijo...

no es bueno quedarse con espinas clavada :p

f.ode dijo...

El juego de palabras de esta actualización es... ¡sublime!
4511-1981-1439; dame un toque cuando quieras jugar.

Un abrazo!

angelurri dijo...

ole!

pau dijo...

yo avisé al otorrino un par de veces por espinas clavadas a lo largo d mi guardia de hace dos noches... sorry!

Muchas veces al paciente le queda la sensación de la espina aunque ya no la tengan, al menos eso dicen... no te preocupes... lograste arrancar una peor!

besinos

Cherry dijo...

Yo siempre me hago un lío con los espejos y la imagen invertida que me devuelven, así que lo de sacar una espina me parece toda una proeza.

¡Enhorabuena! :)

Semiotica dijo...

¿En qué zona del HUVR estás? Yo ando por el edificio de trauma, en neurofisiología.

Cuando te encontré qué emoción sintió mi corazón...

Un beso.

werisnei dijo...

Hace poco tuvieron que sacarme un tapón de silicona que se me había roto dentro del oido (para ensayar con la batería me los pongo y se me rompió al sacarlo).

La extracción también fue de lo más rápida, pero los momentos previos (así como el traslado del local a mi casa y al ambulatorio después de varios intentos fallidos de sacarlo por mí mismo y con ayuda paternal) fueton bastante tensos...

Desde la parte del paciente os doy las gracias a todos los que nos quitais todas esas cosas que nos tragamos o introducimos con tanta torpeza.

Un abrazo!