26 de julio de 2008

Pequeñas historias del hospital


Paseando por un pasillo de Urgencias a las tantas de la mañana y pensando, en mi propio mundo, en cómo sacar un tornillo del bronquio derecho...

-¿Qué pasa? ¿No me saludas?

Y me di la vuelta, le vi, y después de veinte horas, sonreí.

Foto: Tornillo en bronquio derecho. Imagen irreal trucada con Photoshop basada en recursos de Google.

6 firmas. Añade tú la tuya:

Javithink dijo...

A partir de las 12 horas trabajadas ningún saludo omitido puede ser causa de enfado, sino de compadecimiento empático.

El niño...¿se llevó una broncoscopia o le pusiste haciendo el pino mientras le golpeabas la espalda con fuerza?

Teron dijo...

Sólo ha faltado el "continuará"

pau dijo...

Presiento que el continuará habrá sido una broncoscopia, pobre!

en una guardia, tras veintipico horas me puse a reparir bombones que me había regalado un paciente...si no son por estas cosas que te sacan un poco de tus pensamientos, las guardias serían un auténtico suplicio.

Mucho ánimo!!

f.ode dijo...

^^

Cherry dijo...

¿qué demonios hizo el niño para acabar con un tornillo en el bronquio?

debí de ser una niña muy buena, porque no recuerdo haber acabado en el hospital por inhalar, tragar o introducir ningún objeto extraño ne mi cuerpo.

Como me alegro ^^


P.D.:si, te permito usar lo de las 3 R :p

Olimpia. dijo...

por supuesto... es que mira que cruzarte con el tornillo y no saludarlo!