16 de diciembre de 2009

Anticoncepción en el Metro


Hace unos días, al entrar en el vagón del metro, vi a una adolescente, de entre 16 y 20 años, que leía con gran atención lo que parecía ser el prospecto de un medicamento. Mi curiosidad médica me pudo y, sigilosamente, me coloqué cerca de ella para espiar cuál era el medicamento en cuestión.

"...los gestágenos son hormonas sexuales femeninas...", pude leer de reojo.

-Ah, muy bien -pensé. Esta chica seguramente está planteándose comenzar a tomar anticonceptivos orales. Me alegra ver que las adolescentes de hoy en día se toman la anticoncepción de forma natural y sin tabúes; de hecho, a ésta no parece avergonzarle el hecho de que algún pasajero del metro pueda enterarse de que toma la píldora. Se nota que los jóvenes tienen una buena educación sexual y...
-No sé, ¡esto tiene demasiados efectos secundarios! -interumpió la chica, sacándome de mis pensamientos.

Entonces, bruscamente, le dio el prospecto a un amigo suyo y pude leer en él perfectamente: "Norlevo, levonorgestrel". Vaya. No eran anticonceptivos, sino la píldora del día después.

En ese momento comencé a preguntarme si la educación sexual de los jóvenes no era tan buena como yo creía y si nos debemos plantear aún muchas cosas acerca de la educación sexual.

Foto: El Metro, esta noche.

4 firmas. Añade tú la tuya:

Ter0n, galeno de nivel 0: Aprendiz. dijo...

Por muchas pelis de acción que hayas visto, no puedes coger una pistola del cadáver del suelo y liarte a cargarte malos como si fueras Rambo. Antes debes practicar con las armas y saber cómo se usa. Con los métodos anticonceptivos más o menos igual.

Hay dos cosas en las que se debería actuar:

-Mejora en la educación sexual desde el instituto. Se regalan condones como si fueran gominolas, pero casi nadie se para a explicarles cómo deben usarlos y el porqué su utilidad. ¿Conocéis a alguien que se lea la guía sexual de la junta?

-Subvención de métodos de barrera completa: preservativos y parecidos. Si existieran modelos gratuitos y seguros mejor ;-)

Luego los políticos se extrañan de que no baje el número de abortos en el rango de edad de tu "espiada".

¡Salu2!

Anna dijo...

Para mí el libre acceso a la píldora es un gran cambio... pero ineficaz si no se acompaña de una buena educación sexual y campañas preventivas de su uso. Es decir: vale, la píldora está muy bien para algunos "errores", pero no como método de contracepción habitual... Y eso hay much@s que todavía no lo entienden.

Besos!!

Anónimo dijo...

Así que fisgando en el metro, eeh?

Yo hoy he escuchado una entrevista de diez minutos en radio 1 a los dos mejores culos de España. Sin desperdicio.

No sé por qué tu post me ha recordado a esa entrevista...

Beso*

Cherry dijo...

Yo creo que habría que mejorar la educación en general.


Y si, también abogo por los anticonceptivos gratuitos :)