7 de enero de 2009

Gran lío de medicinas


No son raras las veces que, al preguntar la medicación que toma un paciente anciano, saca del bolsillo todas las pastillas.

Guardan las pastillas juntas, desordenadas, de forma que son difíciles de diferenciar.

El problema de los ancianos polimedicados es frecuente y creciente en número. Si al gran número de medicamentos que tienen que tomarse los ancianos, sumamos que no es raro que padezcan problemas de memoria, de vista y de tacto, obtenemos un lío de medicinas que puede tener consecuencias nada deseables: hipoglucemias, bajadas de tensión, hemorragias por exceso de anticoagulación, etcétera.

Por mi parte, me comprometo a partir de ahora a explicar mejor a mis pacientes el uso de los medicamentos que prescribo, especialmente antibióticos y corticoides.

Foto: Las pastillas de mi abuelo.

4 firmas. Añade tú la tuya:

Beíca dijo...

Pregunta: ¿cómo le has hecho la foto a la servilleta del hombre? ¿Qué le has dicho? Me pica la curiosidad, jaja.

Lo de los ancianos es tremendo, es impresionante la de barbaridades que pueden llegar a hacer con la medicación. Aunque claro, la culpa no es suya, desde luego.

f.ode dijo...

A mí me pica la curiosidad de Bea también xD

Ánimo ^^

Nono dijo...

Que buen médico!! Le voy a recomendar tu blog a mi hermano que estudia farmacia. Un gran abrazo doctor.

Emilienko dijo...

Son las pastillas de mi abuelo. Le pedí hacele una foto.