10 de enero de 2011

Cinco reglas MIR para el estudio de la Otorrinolaringología


Los estudiantes de Medicina se preocupan por el MIR. Es una preocupación más que razonable si tenemos en cuenta que su futuro profesional depende en gran medida de cómo hagan este examen a una sola carta.

Durante los últimos años, los estudiantes me preguntan qué deben de saber de Otorrinolaringología; yo les respondo que se la estudien porque se domina en un par de días y porque siempre caen, por lo menos, cinco preguntas, siendo más rentable que otras asignaturas.

A pesar de esto, hay personas que me preguntan qué es lo que "puede caer". Yo les respondo que hay cinco cosas de mi especialidad que se deben saber para el MIR, que son las siguientes:

1. Que ante toda supuración de oídos crónica que sea descrita en el enunciado de la pregunta como "fétida", se debería marcar la respuesta colesteatoma. Esto en la vida real es una gran mentira, porque todas las otorreas son bastante fétidas, pero bueno, así funciona el MIR.

2. Que toda embarazada que, en medio del bloque de preguntas de ORL, comienza a oír mal tiene otosclerosis. De nuevo otra falacia considerable, porque una hipoacusia en el embarazo puede corresponder a cualquier enfermedad.

3. Que ante todo derrame de oído medio unilateral en un adulto, están pidiendo que se marque una respuesta relacionada con la nariz y no con el oído. Esta pregunta, que se ha repetido hasta la saciedad en la historia del MIR, es muy importante, porque obliga a cualquier médico que se prepare el examen a recordar el despistaje del cáncer de cávum.

4. Que todo fumador con una ronquera de más de una semana de evolución debe ser revisado por un especialista, porque eso es un cáncer de laringe hasta que se demuestre lo contrario y, si tras ser revisado, se observa una lesión sospechosa, debe ser biopsiada. Esta pregunta también está bastante bien porque, cualquier médico debería estar alerta ante un paciente fumador con disfonía.

5. Que las reglas anteriores han funcionado hasta el momento en todos los exámenes, pero pese a eso deben ser aplicadas con precaución en exámenes futuros.

Espero que os sea de ayuda. Y por si acaso, la regla de oro: al dudar entre dos o tres opciones habiendo descartado las otras, lo más probable es que la respuesta correcta sea la número 4.

Foto: Cuatro en el "Number pinball" de Barrio Sésamo.

11 firmas. Añade tú la tuya:

Dawelian dijo...

¡Grande Emilio! El MIR es así y pasará mucho tiempo hasta que MIR y realidad vayan cogidos de la mano.

Ulukai dijo...

Muchas gracias Emilio, sigues alimentando mi reflejo de buscar otosclerosis siempre que sale una embarazada :D

Cherry dijo...

Guau. Menos mal que no tengo que hacer el MIR.

Ah, y respecto a tu comentario en mi blog, básicamente del Reina Sofía nos enseñaron los almacenes donde se desempaquetan los cuadros y el taller/laboratorio de restauración. :)

@anna_pardo dijo...

Gracias Emilio!!

María Ángeles dijo...

qué grande eres, Emilio

rocioalma dijo...

Ahora mismo les mando a mis alumnos un correo con enlace a tu entrada.

Besos!!

(Aún no lo he leído, pero tiene MUY buena pinta)

*

Bellatrix Black LeStrange dijo...

Que toda rinorrea fétida unilateral en un niño es un cuerpo extraño y en un adulto hay que descartar tumor!

Emilienko dijo...

Hey! Muy buena esa última, Bellatrix. Se me había pasado últimamente y también ha sido repetida muchos años :)

Marisa dijo...

Qué capacidad Emilio! Me gusta!

Beíca dijo...

Y no te olvides del chico joven con epistaxis recurrentes (y otitis serosa, a veces): eso es un angiofibroma nasofaríngeo juvenil, sí o sí. xDDD

MoiLaFille dijo...

Vale, creo ya podré responder el otro 50% de preguntas MIR de ORL.

Ya he descartado el estudio, pero es del bloque que más acierto O.o Siempre (algo que me desconcierta)

Respecto a las disfonías, me he acordado de tí en mi contrato navideño: aunque negaba hábito tabáquico, tenía disfonía de un mes de evolución que no respondía a tratamiento. Cómo no, lo mandé a ORL (aunque después de probar con tto.)

PD: No se me olvida el café ;)