4 de marzo de 2010

¿Y si de mayor fuera otorrinolaringólogo? Guía para preMIRes


Acabas de examinarte del MIR y de recibir tu número y te das cuenta de que con la puntuación que has obtenido no puedes ser cirujano plástico del Vall d'Hebron ni cardiólogo de La Paz. Bien, no pasa nada, no te preocupes: la mayoría de los residentes que conozco a los que no les llegó la nota para elegir lo que querían son ahora muy felices con una especialidad que no se habían planteado en un primer momento. Llega la hora de plantearse algunas especialidades que los opositores escogen en segunda línea y entre ellas está la mía, la Otorrinolaringología.

La ORL es una especialidad preciosa (que otra cosa podría decir yo), pero no encaja con la personalidad de todos los médicos. Por ejemplo, si eres una persona escrupulosa y obsesionada por la limpieza, ésta no es para nada tu especialidad. Si aguantas mal la sangre a partir de cierta hora de la madrugada quizás debas plantearte también otra opción. Si crees que los grandes acúmulos de cerumen, moco y pus dentro de la cabeza son cosa del siglo XIX, te recomiendo que te elijas algo diferente. Si crees que los acúfenos y la faringitis crónica son manifestaciones de la distimia, la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica, tal vez te falte un poco de sensibilidad. Si no puedes aguantar el estrés de ver a ese tranquilo adjunto de Urgencias gritándote "!Ábrele el cuello al paciente ya! ¡Ábrele el cuello al paciente que se te asfixia!" mientras tu sostienes un bisturí afilado en tu temblorosa mano, mejor hazte anatomopatólogo.

Sin embargo, mi especialidad está llena de cosas buenas. Por ejemplo, es muy resolutiva; se curan muchas de las cosas que se consultan. Incluso se puede considerar una ventaja que muy pocos de nuestros pacientes se mueren de algo nuestro. Es una especialidad bastante quirúrgica y la cirugía abarca desde la simplicidad de quitar unas vegetaciones hasta las complejas laringuectomías, pasando por el infierno tridimensional del peñasco del temporal. Si no te gusta la cirugía, el mundo de los vértigos es lo suficientemente amplio como para que (paradójicamente) produzca cierto vértigo. Y para acabar, recuerda que es una especialidad muy variada: puedes tener en tu consulta desde un bebé de meses hasta un abuelito en silla de ruedas.

Mi más calurosa bienvenida a los que este año al final decidáis meteros en este mundo.

Foto: Espejo frontal, instrumento que se ajusta en la frente para alumbrar la región del paciente que se está explorando y que le da a la especialidad cierto toque añejo.

12 firmas. Añade tú la tuya:

Oidun dijo...

Muy bueno y necesaeio!!

Gracias Emilienko!

dra jomeini dijo...

Y si no os gusta otorrino, siempre seréis bienvenidos en el lado oscuro del quirófano ;-D.

BlackZack dijo...

Como empiezo siempre a discurrir cuando me hablan o hablo yo de especialidades: "Todavía me quedan teorías por leer y prácticas por hacer, que estoy en tercero."

De ORL, ya, por si fuera poco, no tengo ni la menor idea. Por eso, aunque a uno le queden aún años por delante, estas cosas siempre son interesantes de leer, que uno va entrando poco a poco, en esos años de la carrera en los que empiezan las cábalas.

Sophie dijo...

Oido cocina, nunca mejor dicho :P Bien clarito lo has dejado.

Ulukai dijo...

Yo soy más de médicas, pero de las m-q, ORL es la que más me gusta. Cuando el puesto MIR hable, todo puede ser :D

Amalita dijo...

Hola emilienko, sabes hacia tiempo que leia tu blog (incluso cuando era un flog) Yo estoy estudiando la carrera en Valme. Solo queria felicitarte por fin por tu blog que es estupendo. Un beso

Semiotica dijo...

Pues a mí me encantaría hacer AP, pero para eso antes tendría que estudiar medicina. ¡Un poco tarde!

Ter0n, galeno de nivel 0,5: Neonato dijo...

Así me gusta. Reclutando infaustos médicos que no saben dónde se meten.

Muy buena entrada :)

Cherry dijo...

Si yo fuera médico, sería psiquiatra. Mejor si no tengo que tocar a ningún enfermo.

Claro, que no se beneficiarian de mi sensibilidad... xD

Bellatrix Black LeStrange dijo...

Narices de las idems que sangran de madrugada!!!!

Ramón dijo...

¡Qué foto! Yo he usado ese espejo durante el mir. Se mira por el agujerito mientras se enfoca una luz hacia el espejo y se envía el reflejo hacia la garganta. ¡Qué tiempos!

Beltrán Laguna dijo...

muchas felicidades

(la foto es buenísima)


te regalo mi poema frikimédico.